Formación

Desarrolla la continua planificación, ejecución y evaluación de acciones pedagógicas orientadas al crecimiento personal y comunitario de todos los miembros de la entidad educativa, con principal énfasis en el acompañamiento de nuestros estudiantes en sus distintas etapas del desarrollo.

Siguiendo el ejemplo de la pedagogía de Jesús, comprendemos a la experiencia del aprendizaje como a un factor humanizador, que permite el encuentro y comprensión de uno mismo y del mundo al que pertenecemos, provocando el despliegue de las capacidades en cualquiera de las dimensiones de lo humano. Por esta razón el trabajo formativo es transversal para todas las actividades que se realizan en los colegios, y promueve aquellas que fortalecen nuestro sello católico centrado en los valores del evangelio.

El equipo es liderado por la Encargada de Formación, quien conduce las áreas de Orientación,  Pastoral y Convivencia Escolar.