Emotiva Inauguración del nuevo pabellón del Colegio Padre Esteban Gumucio

Emotiva Inauguración del nuevo pabellón del Colegio Padre Esteban Gumucio

Un importante hito para la historia de la comunidad educativa del colegio Padre Esteban Gumucio se concretó el pasado 6 de septiembre con la Inauguración del nuevo pabellón para el establecimiento.

En la ceremonia estuvo presente la Seremi de Educación, Bárbara Soto, el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, el Vicario para la Educación, Padre Andrés Moro, la Directora Ejecutiva de CEAS, Magdalena Aninat, la directora del colegio Padre Esteban Gumucio, Carolina Silva, alumnos, docentes, apoderados, auxiliares y directivos.

El nuevo edificio permitirá que los niños, niñas y jóvenes puedan terminar sus estudios de Enseñanza Media en el establecimiento y acceder a una educación técnico profesional de excelencia.

“Siento un gran orgullo porque parte de las metas que nos hemos planteado se materializan en este pabellón, el que a su vez nos demanda grandes desafíos. Porque está en cada uno de nosotros el hacer que esta edificación se transforme en un punto de partida para la construcción de los sueños de nuestros estudiantes, para que cada uno pueda desplegar todos sus talentos y ser un espacio de alegría y fraternidad como lo vivía el Padre Esteban”, expresó la Directora Ejecutiva de la Corporación, Magdalena Aninat.

Además, aprovechó la instancia para compartir este momento de felicidad y  agradecer “la generosidad de don Alejandro Silva Bascuñán, quien donó los recursos para la construcción de esta gran obra, que esperamos represente su labor y legado como educador”.

La ceremonia se realizó en la semana del natalicio del Padre Esteban Gumucio, como una forma de conmemorar la importancia de su vida y obra para el legado del colegio, porque “con su acogida, solidaridad y compromiso con las personas y la Iglesia, ha inspirado el camino y formación de esta comunidad educativa”, señaló Magdalena.

Este edificio representa un importante logro para la comunidad. Así lo manifestó su directora, Carolina Silva, quien con gran alegría destacó que hoy es el primer día de miles que vendrán siendo el mejor colegio de La Granja, “cada niño y niña es el futuro de nuestro país y con esta nueva obra, con este moderno y hermoso edificio con el que contamos hoy, nuestros estudiantes podrán venir todos los días a clases con altas expectativas, con esperanzas y con el futuro en sus manos”.

A su vez, la alumna Montserrat Jordán, en representación de todos los estudiantes agradeció esta gran obra que será una oportunidad para que puedan terminar sus estudios hasta IV medio con  una carrera técnico profesional.

La ceremonia estuvo cargada de emoción. La presentación  del coro de alumnos y alumnas del colegio cautivó a todos los asistentes, quienes cantaron por primera vez el himno del colegio Padre Esteban Gumucio, fruto del trabajo colaborativo de todos los profesores y profesoras.

Además, la Seremi de Educación, Bárbara Soto, destacó la labor realizada por el colegio, la calidad de la infraestructura del establecimiento y destacó el apoyo que le ha brindado el Arzobispado para seguir adelante con su llamado de volver al sentido de lo valórico.

Posteriormente el Arzobispo de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati, acompañado por el Vicario para la Educación, Andrés Moro, realizaron la bendición del colegio. Inspirado en la obra del Padre Esteban Gumucio,  hicieron un llamado a todos los alumnos y alumnas a vivir este regalo, siendo de verdad luz y sal del mundo.

Para finalizar, las autoridades participaron del corte de cinta y de un excelente pie de cueca realizado por una pareja de estudiantes y profesores del colegio, quienes demostraron todo su talento.

El nuevo edificio contempla la biblioteca, 4 salas de clases para la Ed. Media, taller técnico profesional, laboratorio de Ciencias, sala de primeros auxilios y oficinas administrativas para la atención de apoderados, entre otras instalaciones.

Con la inauguración de esta gran obra se dio inicio a una nueva etapa para el colegio, que nos invita a continuar trabajando juntos, con convicción y compromiso. “El futuro de los estudiantes, sus sueños, nos impulsan a dar lo mejor cada día y nos inspiran a seguir creciendo como una red de colegios católicos, inclusivos y de excelencia”, afirmó Magdalena Aninat.